Bali, más que un paraíso – Parte 1

Sin lugar a dudas Bali esta de moda, conocido como uno de los lugares más Instagrameable del mundo y es que esta isla esta llena de rincones que harán que tus likes se disparen, pero en verdad es más que eso; templos que te quitan el aliento, una cultura y religión únicas, selva, playas, volcán y podría seguir hasta cansarme.

Desafortunadamente solo fuimos por 5 días a este maravilloso lugar, en verdad para la próxima me gustaría ir más días y aprovechar al máximo cada segundo, porque hay mucho que hacer y ver.

Desde comida que probar, senderos y cataratas que visitar, hasta cosas que regatear, Bali es un pequeño paraíso.

Por ese motivo te dejamos “tips” y las mejores actividades que hacer por día para que así organices muy bien tu viaje; nosotros nos quedamos en la localidad de Seminyak, llena de bares, restaurantes y tiendas. Es muy entretenido de noche y de día, a pocos pasos de la playa y buenos lugares para tomar un masaje, desde ahí nos movimos a los diferentes lugares, nos quedamos en un hotel de aproximadamente USD 50.00 por noche para dos personas, no era nada lujoso pero estaba muy bien localizado, habitaciones limpias y privadas y el desayuno de morirse.
Creo que mi consejo seria que a donde vayas puedas quedarte al menos 2 noches así podrás conocer cada lugar a profundidad, desventaja es que perderías mucho tiempo en mover maletas y hacer los diferentes check in/out, pero si vas por al menos 10 días te quitas ese problema de encima.
También decidimos tomar un tour privado para solo los 2, nos pasaban a recoger y nos llevaban a los lugares de interés por día. Aunque por un lado es cómodo porque no se esta manejando y más porque en Bali se maneja al lado contrario, tampoco el estrés de las motos que créeme son muchas y manejan como locos, es una opción que también tiene sus desventajas ya que en lo personal, no me gusta que me limiten con el tiempo y aunque normalmente no viajamos de esta forma, en verdad queríamos agarrar Bali lo mas relajados posibles.

Día 1, Ubud: Monkey Forest, Alas Harum, Templo Tirtal Empul, Tegenungan Waterfalls.
Nos paramos muy temprano casi de madrugada, pedimos nuestro desayuno para llevar, en Bali le llaman “bread box” y es una cajita llena de pan dulces con mermeladas, chocolate o mantequilla acompañada con un jugo para comer en el camino. Logramos llegar temprano desde Seminyak y fuimos directo al Monkey Forest, una reserva de más de 25 hectáreas donde conviven de forma libre macacos de cola larga, no te dejes engañar, te recomendamos no cargar nada de comer o beber en la mano ¡te lo roban! Ni usar accesorios llamativos como sombreros porque adivinaste ¡se te trepan o te los roban!, no los alimentes ni los intentes tocar, no los mires a los ojos fijamente ya que se sentirán retados, estos animalítos son agresivos y si se creen amenazados no dudaran en morderte o hacerte daño, son extremadamente curiosos y cualquier cosa que les llame la atención querrán verla y tocarla, aquí puedes pasarte una hora no mas de eso, la idea es pasear por los senderos viendo a los animales y riéndote de sus ocurrencias, la entrada puede estar en no mas de USD 5.00 dependiendo del cambio.
Después nos movimos hacia Alas Harum, en verdad un poco comercial para mi gusto pero es al forma más popular de conocer las terrazas de arroz de Bali, te advierto la humedad es insufrible, uno ve las fotos espectaculares pero al realidad es que tienes sudor en todos lados, empiezas a oler a mono (además que ya fuiste a visitaros) y solo quieres sentarte a tomar algo verdaderamente frio. Pero en verdad es un lugar muy bonito con millones de lugares para tomar foto y pasarla bien, la entrada cuesta aproximadamente USD10.00 incluye no solo la entrada sino, subirte a 1 columpio y tomarte un café, que con el calor que uno se carga no dan muchas ganas pero bueno hay que probar de todo.
Tengo que aceptar que después de pasar semejante calor visitar el templo Tirtal Empul es más que enriquecedor, ya que su atracción principal es una gran piscina de piedra de forma rectangular. El agua proviene del aledaño río Pakrisan, llega hasta un estanque de calor volcánico, para después fluir a través de 12 fuentes que alimentan la enorme piscina. Su nombre significa “Arroyo claro como el cristal“ y según la creencia balinesa estas tienen poderes curativos, por lo que es normal ver siempre en el complejo grupo de balineses con ofrendas y disfrutando del baño.
Regresamos a Seminyak para la tarde, aprovechamos para cenar y caminar un poco entre las muchas tienditas y restaurantes de los alrededores

 

 

Día 2, Nusa Penida: Angel´s Billabong, Broken Beach, Kelingking beach, Crystal Bay
Para salir de la isla principal quisimos ir a visitar la isla de Nusa Penida, en verdad es un viaje que en lo personal debimos haber hecho en varios días al menos 3, es un isla preciosa con muchas actividades y cosas por conocer y en verdad como “day trip” no vale la pena porque quedas con ganas de más.
La única forma de llegar es por medio de barco, nosotros conseguimos un tour semi privado (digo semi ya que una pareja adicional iba con nosotros en el carro) por unos USD 50.00 por persona incluía la lancha rápida que te lleva, saliendo de Sanur Beach hasta Nusa Penida en no mas de 1 hora. Allá nos recibió un lugareño que luego nos llevo a los lugares más icónicos de la isla, la primera parada fue Angel´s Billabong una formación rocosa que si tienes suerte y la marea te acompaña puedes bajar los acantilados y ver corales y bañarte en un tipo de rompeolas, a pocos pasos desde ahí esta Broken Beach, creo que uno de los pasajes más lindos que he visto una formación rocosa muy peculiar y un agua de mar azul turquesa que te atrapa.
Desde ahí pasamos a visitar la super famosa Kelingking beach que no importa en qué punto del lugar te sitúes, es imposible no disfrutar de las espectaculares vistas que este mirador tiene para ofrece sin dudas para mi va ganando, apreciar la forma rocosa que según muchos tiene forma de T-Rex, la bajada es bastante difícil pero vale la pena llegar a una playa virgen, sino eres buen nadador no te recomendamos bañarte ya que tiene una corriente muy fuerte y si solo quieres admirar la belleza natural es un “spot” sin comparación.
Terminamos el día dándonos un chapuzón rápido en Crystal Bay comiendo maíz asado muy popular en el área como snack, el agua aunque fría después de tanto caminar en verdad es bien recibida. Regresamos a Bali en la tarde para estar llegando al hotel como a las 6:00 p.m. justo a tiempo para darse una ducha cambiarse de ropa y salir a cenar y seguir conociendo Seminyak.

Más adelante en la 2ª parte te detallaremos, nuestros días en Bali y te daremos que nos gusto, que hacer y como hacerlo para que tu viaje sea aún mejor.

Compartir en:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top