5 COSAS PARA HACER EN UN DÍA EN LISBOA

Te doy un breve pantallazo de lo que puedes hacer en esta ciudad en un solo día de verano, también podrías hacerlo en  invierno solo que el clima no jugara a tu favor pero nuestro gran consejo es: ANDA RAPIDO. Si te gusta la historia como sencillamente callejear, hay mucho por ver y hacer en la fascinante capital de Portugal, que por si no lo sabias es la capital más antigua del Oeste de Europa.

Lisboa está llena de tiendas, bares y restaurantes en los que puedes degustar buena comida, en especial marisco!!! y no importa si prefieres visitar lugares muy concurridos o un lugar tranquilo desde el cual mirar al mar mientras te tomas una copa de vino, Lisboa te encantará y por eso te queremos dar un TOP5 de lugares muy especiales que no puedes perderte al visitarla.

  1. El castillo de San Jorge

Se ubica sobre la más alta colina del centro histórico, proporcionando a los visitantes una de las más bellas vistas sobre la ciudad, este castillo también llamado Castelo dos Mouros está abierto los 7 días de la semana de 9:00 am a 5:00 pm y tiene un costo aproximado de $10 USD. Este castillo tiene más de 8 siglos de historia, se trataba de una fortificación musulmana reconquistada a mediados del siglo XII por Alfonso Henríquez, primer rey de Portugal.

 

  1. Elevador de Santa Justa

Se terminó de construir en 1902 y su diseño es obra del ingeniero Raoul Mesnier de Ponsard, y como lo dice su nombre es un ascensor que une los barrios de la Baixa Pombalina y el Chiado.
En los antiguos días de los carruajes y los caballos, era una manera excelente de trasladar objetos y personas, pero hoy, por el contrario, su mayor atractivo son las vistas panorámicas desde la cima. Funciona en dor partes solo el mirador y también el elevador y dependiendo de que quieras hacer asi es su costos. Si solo quieres ir al mirador te cuesta unos $3 USD aproximadamente, pero si quieres el viaje en el elevador ida y vuelta y este te incluye el mirador unos $7 USD aproximadamente. Abre todos los días de 9:00 am a 9:00 pm(noviembre-abril) y 9:00 am a 11:00 pm (mayo-octubre).

 

  1. El barrio de la Baixa

Lisboa es bien conocida por sus calles alomadas y difíciles de caminar, pero este barrio es perfecto para descansar los pies, mientras disfrutar tomando algo rico.

Este barrio es el más céntrico e importante de Lisboa por eso es un barrio muy animado tanto de día como de noche y fue reconstruido tras el terremoto del siglo XVIII, en él abundan las fachadas cubiertas de azulejos tan típicas de Lisboa.

Puedes encontrar las plazas y calles más emblemáticas, empezando con la Plaza de los Restauradores que, a través de la Avenida de la Libertad, lleva a la Plaza del Marqués de Pombal, donde comienza la moderna Lisboa. De hecho yo me hospede muy cerca del área y por su alto nivel de trafico tantu turístico como local es una zona muy buena para hospedarse y pasar el rato.

4.    Comer un pasteis de Belem

El distrito de Belem situado al oeste del centro de Lisboa, en el que se puede encontrar gran parte de las atracciones turísticas más emblemáticas e importantes de la capital, visitarla lleva aproximadamente medio día, que puede ampliarse con facilidad a un día completo si se incluyen visitas a los museos.

Los lugares imperdibles en este distrito son:

  • Las vistas panorámicas desde el monumento de Padrao dos Descobrimentos
  • La Torre de Belém, con sus almenas decorativas y diseño árabe
  • El Mosteiro dos Jerónimos
  • Disfrutar de un Pastéis de Belem en el establecimiento de origen de estos pasteles que conste los verás por toda la ciudad pero tienes que probarlos en este establecimiento ya que son los originales y de muerte lenta, como casi todo lo que venden ahí.

 

  1. Cruzar el puente 25 de abril

El Puente 25 de Abril es el más antiguo de los dos puentes sobre el Tajo en Lisboa. Fue inaugurado en el año 1966 y recibió el nombre inicialmente de Puente Salazar y después cambio su nombre gracias a la Revolución de los Claveles en 1974. Las mejores vistas del puente se tienen desde el llamado Cristo Rei, situado en el lado de Almada. El acceso es gratuito, pero para poder llegar allá necesitas ir en carro, en nuestro caso nos buscamos un taxi y logramos negociar con el señor para que nos llevara nos esperara y nos regresara, salió algo caro en comparación a lo que ya habíamos gastado en nuestra breve visita pero valió mucho la pena aproximadamente $10 USD por cada una.

 

Lisboa es una ciudad que seduce, de seguro vas a querer visitarla nuevamente, otra recomendación que te damos que si vas a quedarte consigas un hospedaje cerca del centro para poder hacer más optimo tu viaje.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir en:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top